Acupuntura cosmética

Cuidar nuestro aspecto físico ha sido importante desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, para que sea completo y efectivo, debe estar basado en la mejora de nuestra salud, gracias a la integración de hábitos saludables a nuestra vida diaria: la práctica regular de ejercicios, descanso, alimentación correcta, etc.

Pero es una lástima que debido a este interés estético (muchas veces buscando resultados rápidos y efímeros), nos hayamos dejado invadir por productos químicos que a día de hoy están en tela de juicio por su interacción con nuestro sistema endocrino, por poner un ejemplo.

Cuando tuve consciencia de lo perjudicial que podía llegar a ser para mi cuerpo el consumo de productos cosméticos a libre albedrío (sin detenerme a leer etiquetas ni indagar a profundidad en las marcas) comencé a detener ciertos “rituales” de maquillaje, coloración, etc. que en aquel entonces mantenía… y es así como empezó mi curiosidad por aprender otras maneras más amigables de mimar y cultivar mi belleza (porque todos los cuerpos son hermosos).

Una vez formada como terapeuta en MTC, comencé a entender la relación que existe entre lo interno y lo externo, y vi que una de las herramientas que podemos utilizar para estimular nuestra piel, gracias a la activación de qi y sangre es la acupuntura cosmética.

Te invito a abrir tus canales y dejarte invadir por la energía rejuvenecedora de la MTC.